Arroyo Felicaria / Delta de San Fernando / Buenos Aires / Argentina

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Mujeres isleñas en el 31° Encuentro Nacional de la Mujer (crónica de Guillermina Weil)





31 ENCUENTRO NACIONAL DE LA MUJER
8, 9 Y 10 de octubre
ROSARIO
Tomamos el tren de la tarde, rumbo a Rosario: Rosa Giménez con la convicción de otros varios Encuentros y yo, empujada por Marisa Negri. Las tres vinculadas por la biblioteca.
Un día antes, para recorrer y reconocer la infancia buena de la mano de mi abuelo. Desde su décimo piso todo se veía, la plaza principal, el monumento a la bandera, el Paraná el mismo nuestro Paraná, islas bajas de Entre Ríos, la costanera larguísima, las banderas argentinas.
El primer día del Encuentro fue la inscripción con entrega del programa, actividades culturales, mapa de la ciudad. Entre tantas me encontré con dos mujeres del Felicaria.
Y después… al monumento a la Bandera: miles de mujeres llenamos como hormigas que desde todas las calles íbamos al núcleo. Fue el acto de apertura: discursos de las provincias, de a cientos los cantos, banderas inmensas, carteles de mano, fotos de mujeres dañadas, pedidos, ni una menos.
La ciudad había sido copada, la mayoría alojadas en escuelas, otras en hoteles, en carpas.
A la tarde … a los talleres en las universidades y escuelas. En colectivos, gratuitos para todas, atravesamos la ciudad de punta a punta. Los rosarinos, con la boca abierta.
Talleres, algunos.
  • Estrategias para el acceso al aborto legal, seguro y gratuito
  • Mujeres, violencia y maltratos
  • Mujeres y adicciones
  • Mujeres y organización barrial
  • Mujeres y discapacidad
  • Mujeres campesinas y rurales
  • Mujeres y fábricas recuperadas
  • Mujeres, cárceles y sistema penitenciario
  • Mujeres, trata y explotación


Cuando se completaba un aula, una coordinadora estaba lista para abrir el siguiente y cuando las coordinadoras no alcanzaron, cualquier mujer llevaba adelante el taller. Todo se llenó: las ganas, las aulas, la sorpresa, los baños, las ideas nuevas.
Una mano arriba y el relato de una experiencia personal o ajena, militancia y sufrimientos propios “dónde hay una mujer que padece debe haber otra para ayudarla”, legislación, contactos.
Segundo día… talleres a la mañana y a la tarde. Y después …la marcha: 70.000 mujeres, 45 cuadras llenas, mujeres a los gritos por sus derechos, pecho hinchado, piel de gallina, potencia, sensación de inflexión.
El recorrido, 20 cuadras camino al Monumento.
Frente a la catedral, emblema de conflicto de ideas, el único lugar en toda la ciudad con policías, un grupo de mujeres chocó con un grupo de muchachos que rezaban.
La gran masa de mujeres movilizadas cambiaron la marcha por otras calles, en una ciudad que no lo podía creer, nunca visto antes, juntándose en una gran peña al borde del Paraná.
El último día … acto de cierre en el Monumento que explotaba de mujeres.
CHACO fue elegida sede del 32 Encuentro de la Mujer para el próximo año.

En la ISLA fundamos el Nuestro.